viernes, 6 de julio de 2012

NO AL TRASLADO DE LOS JUZGADOS DE ÓRGIVA A MOTRIL


EXIGIMOS LA CONSTRUCCIÓN DE LOS NUEVOS JUZGADOS EN ÓRGIVA, 
tal y como estaba previsto

El Consejo General del Poder Judicial ha propuesto la reestructuración de las circunscripciones de los juzgados a nivel nacional. Su propuesta es reducir a 199 los 431 partidos judiciales que actualmente hay en España.
La Ley de Planta de 1988 estableció que cada partido judicial debía atender a una población de 50.000 habitantes y un territorio de unos 15 kilómetros de radio.
La última propuesta, la que el CGPJ votó en abril de 2012, plantea: “Con carácter general, las circunscripciones resultantes habrán de tener una población superior a 100.000 habitantes y el desplazamiento desde los núcleos de población hasta la cabecera no podrá exceder de una hora a través de las vías de comunicación existentes”. Es decir, el doble de población por cada partido judicial, y bastante más lejos.
Según esa propuesta, el partido judicial de Órgiva desaparece y los juzgados se trasladarían a Motril a pesar de que en la Alpujarra hay núcleos de población que tardarían bastante más de una hora en llegar a Motril.
Fue en 1832 cuando el juzgado de instrucción llegó a Órgiva y eso supuso un gran avance para los trámites judiciales de las gentes de la Alpujarra. O sea 180 años de historia barridos de un plumazo.
Las consecuencias de suprimir el partido judicial de Órgiva serán nefastas no sólo para Órgiva sino para toda la comarca:
·                     La Alpujarra tiene una carencia en la red de transporte público y una orografía que dificulta las comunicaciones.  Quienes habitan en los pueblos y zonas rurales sufrirían un gran perjuicio al tener que recorrer 30 km más  para resolver sus asuntos judiciales.
·                     Alejar estos servicios acentúa el aislamiento de las zonas rurales y  la despoblación, aumentando el desempleo y la desigualdad
·                     Órgiva es un pueblo cuya economía se apoya en el sector servicios y esta medida sería muy negativa por los puestos de trabajo directos e indirectos que se pierden y también porque los comercios se verían afectados si vienen menos personas al pueblo.

No pueden argumentar razones de de índole económico para suprimir los juzgados ya que en Motril habría que construir nuevas dependencias para albergarlos. Y recordamos que hace ya tiempo que el ayuntamiento de Órgiva cedió unos terrenos municipales para la construcción de unos nuevos juzgados.
Por lo tanto exigimos la construcción de un nuevo edificio en el que albergar los juzgados de Órgiva que evite las actuales barreras arquitectónicas y amplíe los espacios y haga más cómoda la tarea a los funcionarios y a los profesionales del Derecho.

Es inconcebible que se pretendan alejar servicios básicos tales como los juzgados y la oficina de la Seguridad Social, también seguirá la oficina de Hacienda. Y otros cómo “Andalucía Orienta” que directamente se suprime y… ¿qué más? ¿Qué nos va a quedar en la Alpujarra?

La deslocalización de servicios es una agresión a los derechos de la ciudadanía.





No hay comentarios: